Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

martes, 12 de febrero de 2013

MURGAS DEL CARNAVAL DE ZAMORA


No soy muy carnavalero pero hay una representación que no me suelo perder; el concurso de murgas en el Teatro Principal. Cada vez se presentan menos grupos, pero las que quedan nos entretienen con sus canciones y sus disfraces. Las imágenes no son buenas, porque nos tocó el último piso y casi ni se veía, pero creo que son suficientes.
Ahora bien, si hay algo que me gusta del carnaval son los dulces propios de esta fiesta y un ejemplo de ello son:

LAS OREJAS DE CARNAVAL







34 comentarios:

  1. Que interessante!!!! Carnaval no Brasil se resume em samba, suor e cerveja. Blocos nas ruas, desfiles na avenida, fantasias, cores, multidão e batucada. Não tem uma comida típica da época, pelo menos no estado em que nasci, no Rio de Janeiro.
    Bacana conhecer a tradição de outros países.

    Beijos e abraços com confete e serpentina.

    \o/ \o/ \o/ \o/ \o/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí también hay desfiles pero ni comparación con Brasil, pero prefiero las murgas porque con sus letras y canciones hacen una crítica a todo lo que ha sido noticia y reflejan las preocupaciones de las gentes.
      Un abrazo, Teca.

      Eliminar
  2. PPues que lo disfruteis, Valverde; siempre viene bien en estas fechas algo de alegría y fiestas. Cuidado con los dulces. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya, los dulces abundan y más siendo mi mujer una repostera estupenda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. No es mal momento este para reírse un poco uno con las ocurrencias de los del carnaval. Al menos que no nos recorten la alegría. Y a nadie le amarga un dulce...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, hay que reírse de todo lo que se mueve, porque libera el mal humor y más si lo acompañamos de dulce.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ñam :D

    Orejas y Murgas, que excelente combinación. El carnaval es mi fiesta favorita. Voy a intentar acercarme hoy a enterrar la sardina ;)

    Un beso, Valverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, no sé el porqué pero eso de entierro no me gusta, me suena a tristeza, pero no perdono una buena murga o unas buenas orejas o flores de carnaval.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es gente única. Qué grande y variada es España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada lugar tiene una tradición y eso que en Zamora no ha habido tradición de celebrar el carnaval, pero poco a poco la gente se ha ido animando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Jaja, en Zaragoza diríamos: no me des la murga que estoy comiendo “orejas de carnaval”.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno, Javier, las orejas hay que comerlas tranquilos sin que te den la murga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Las imágenes están genial, Valverde, y ese Teatro Principal, maravilloso, como siempre.
    He estado hasta ayer en Zamora y me he traído en cintura y glúteos una buena muestra de esas "orejas" -yo siempre los he oído llamar "orejones-, "pestiños" y "flores" de carnaval zamorano,jejje.
    Lástima que la lluvia del domingo desluciera ese desfile carnavalesco que, ya sabemos que en Zamora no es muy tradicional, pero la ilusión, el trabajo y el entusiasmo de los participantes para elaborar esos trajes es digno de elogio y admiración (y más teniendo en cuenta el frío que curtía, uf!).

    Espero que hoy hayáis enterrado -como Dios manda- a esa sardina, jejje.
    Un abrazo, Valverde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El domingo no pudieron salir, pero si lo hicieron el martes aunque a partir de las ocho y media y había bastante gente, tanto en el desfile como viéndolo.
      Me encanta el Teatro Principal, rememora el teatro tradicional, cargado de historia y a la vez, al ser pequeño, cercano porque se oye todo.
      Las orejas las hizo mi mujer y suele hacer bastantes porque hay en casa hijos jóvenes buenos comedores de dulces, a los que yo también me sumo. De todas las maneras, está haciendo buen tiempo y tendré que caminar para no dejar que los kilos se coloquen y no sea capaz de echarlos.
      Un abrazo, Marisa.

      Eliminar
  8. Esas orejas están para comérselas. Buen provecho y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, eso hicimos y duraron un suspiro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Yo, en cambio, sí que soy carnavalera (es evidente, ¿no? :)
    Pero este año he tenido que perderme los carnavales. Lástima. Habrá que recuperar el tiempo el próximo año.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay veces que aunque se quiera, existen razones o acontecimientos que impiden participar del carnaval, pero el próximo año nos ofrece otra vez la ocasión.
      Un beso, Madame.

      Eliminar
  10. Pues se terminó la fiesta:(( Lo mejor de aquí hoy esas orejas...me llevo una "pa mí" y otra "pa Paco,de postre... que ya hemos "cenaó":))
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues buen provecho virtual, solo me faltó, según mi mujer, escribir la receta, para que cada uno se las haga.
      Un abrazo para ti y para tu Paco.

      Eliminar
  11. Esas orejas se ven riquísimas!

    un abraxo!

    ResponderEliminar
  12. No conocía nada de lo que nos muestras. Ya se ahora de dónde viene esta palabra en el refranero español "No me des la murga". Que dulce tan original. Habrá que probarlas:-)
    Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí se les llama murgas; en Cádiz, chirigotas; pero se dedican a lo mismo a cantar con acidez y humor lo más relevante del lugar, del país o del mundo.
      Las orejas son típicas de esta fiesta, al igual que las flores, y es un dulce muy rico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Sí, sí: el teatro muy bonito y los de las murgas muy preparados, pero ¡a mí guardamé una oreja de esas que tienen una pinta loca! :)
    Abrazos, Valverde

    Pd. Por lo que sé aquí en Sanabria se hizo todo lo que se pudo a cubierto, porque el tiempo se puso de uñas.

    ResponderEliminar
  14. Dicho y hecho, se lo diré a mi mujer; aunque ya no sea carnaval las llevaremos en la próxima visita a Sanabria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que buena pinta tienen esos dulces de carnaval.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
  16. Como canaria y viviendo cerca de Cádiz pues sí que soy carnavalera y no sabes como echo de menos las tortillas de carnaval de mi madre

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esos precedentes no me extraña que te guste el carnaval.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. ¡Qué buena pinta! Seguro que crujen mientras lo partes con los dientes... Ummmm. En Béjar también hay desfiles, pero no tan bonitos, claro, y no se comen dulces especiales. A ver si un día a alguien se le ocurre implantar esta gastronómica costumbre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Zamora no hay mucha tradición, aunque con el paso de los años el desfile se ha vuelto más participativo pero las murgas cada vez son menos; pero eso sí, los dulces no faltarán.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. La verdad es que tienen una pinta extraordinaria.Me encanta conocer la gastronomía de los distintos lugares, sobre todo los que constituyen una tradición en si mismos.
    Me hago seguidora de tu blog
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ámbar, por tu visita. Visitaré tu blog.
      Un saludo.

      Eliminar