Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

miércoles, 12 de septiembre de 2012

LEYENDA DEL LAGO DE SANABRIA

LAGO DE SANABRIA

Ahí dicen, que será cuentu, que vinu 'n pobre pidiendu llimosna. Había un fornu y pediou el hombre una llimosna. Y l'echaron un peazu masa a cocer, diciendu que yera un bollu.

Y le saliou muy grande, no lo pudierun sacare. Y sacaron un peazu y l'echaron otro más chiquito, y ya lo pudierun sacare del fornu.

Mas antes d'esu, había ido a varias casas, y nu l'habían dau llimosna, y en aquella se la dieron.

El darle llimosna, n'aquel sitiu, prencipiou a decir que se retirasen de la casa y nu avisasen a nadie más. Mas se corrió la voz por las calles. Y al correre diju:


 Aquí cavo mi bastón
aquí salga un gargallón,
aquí cavo mi ferrete,
que salga un gargallete.

Y a los pocus momentus ya vino a anegare Villalverde. Mas lluegu, dispués, dicen qu'al parecer que yera Jesucristu.
Dicen qu'había dos campanas, y se hundierun las dos al hundirse. Los hombres del pueblu quisieron sacare las dos campanas.

Y yera un vecinu que tenía dos novillus en Vigu. Y a uno le habían ordeñau la madre, y nu había mamau. Y al outra vaca, nu l'habían ordeñau, yestaba alimentau el jatu. Y como los hombres no podían con as campanas, punierun una a cada jatu.

Y al que no había mamau, que nu podía, le dicían:

Tira, buey Bragau
que la leche qu'ordeñarun
por el llomu te fue echau.
Ven aquí Bragau
-No puedu qu'estoy ordeñau.
Ven aquí Redondu
-No puedu que voy por lo más hondu.

Y sólo sacaron una campana.
El jatu que no había mamau s'hundió con la campana. Y dejó la campana dentro de la profundidad del llagu.

Mas dicen que los qu'estan en gracia de Dios, el día de San Juan por la mañana, oyen tocar la campana del buey que nu había mamau.

Lo que un olor por la mañana muy tempranu, mas comu al aceite de la lámpara, com'una fragancia en vapor.

Total que la casita aún existe, la isleta onde 'staba la casa. Nunca se cubre en las enllenas. Y la isleta está llena e zarzas y cerezales, y el muro e piedra.

Y la campana que sacaron tenía virtú contra las turmientras. La ponían boc'arriba y se pasaban al momentu las tempestades.

Y la llevaron pa la Puebla. Y s'acabóu.

El Tío Lila de Ribadelago.


Esta leyenda que narra la destrucción de Villaverde de Lucerna es un tema muy conocido que explica el origen de muchos lagos europeos. Ya Ovidio lo cuenta en sus Metamorfosis, historia mitológica de Filemón y Baucis, matrimonio anciano que son los únicos en acoger a Júpiter y Mercurio, cuando disfrazados de peregrinos andaban por el mundo.

La segunda parte de la leyenda en la que aparecen los dos terneros es propia de Sanabria. Dos terneros, cuyas madres no debían ser ordeñadas, y uno de los cuales, logró sacar una de las campanas de la iglesia de la localidad sumergida.

El nombre de Villaverde de Lucerna se piensa que es de origen francés y llegaría a Sanabria con los frailes cistercienses franceses que llegaron al monasterio de San Martín de Castañeda.




Don Miguel de Unamuno conoció esta leyenda en su visita al lago el 1 de julio de 1930 y donde situará la acción de su novela San Manuel Bueno, mártir pero dándole el nombre de Valverde de Lucerna.


55 comentarios:

  1. y volví a encontrarme con una leyenda parecida en Colombia, acerca de una ciudad llamada Valledupar y un manantial de agua...
    un abrazo Valverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que algún sanabrés que la transmitió... Son historias que recorren el mundo, pero me llama la atención el nombre de Valledupar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Recuerdo haber leído una vez que las leyendas y los chistes nacieron junto al lenguaje, que luego se han extendido y adaptado por todo el mundo pero que debería ser posible encontrar su origen común - aunque suene muy pedante, era una novela de ciencia ficción, que conste, jejeje

    Muy buenas fotos, Valverde: veo que estás dominando las panorámicas.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaría mal que al igual que la humanidad tiene un tronco común también lo fueran los cuentos, las leyendas...
      Me cuesta "dominar" las panorámicas, para que me salga una bien tengo que tirar varias, pero lo importante es que permite ver el lago en toda su dimensión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. La primera parte de la leyenda que expones -excepto la parte de los bueyes- la utilizo frecuentemente en mis clases para ilustrar el tema de la Leyenda. No cojo una cualquiera sino la de mi querida Sanabria. Me ha encantado verla escrita en "sanabrés".
    En cuanto a Unamuno y su "San Manuel Bueno, mártir" donde se ficciona la leyenda, también es materia de Bachillerato. Maravillosa creación del indeciso y filosófico Unamuno. Supongo que sabrás que en su visita al Lago se alojó en la hospedería de Bouzas, lugar desde el que, para mí, el Lago tiene una panorámica y un color sombrío especial. No me extraña que le inspirara.

    Me ha encantado la entrada, Valverde, y ese contrapicado luminoso del monasterio de San Martín de Castañeda, maravilloso.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte de los bueyes solo la he encontrado en la leyenda del lago de Sanabria y la primera vez que la leí me chocaba porque no me encajaba en la historia, pero tú sabes que son variaciones propias de la literatura oral que añade aspectos locales.
      Cuando trabajaba en Sanabria la contaban los niños cuando dábamos las leyendas y siempre me gustaba cuando decían el conjuro de " aquí cavo mi bastón...". Como bien sabrás, son restos del leonés que poco a poco se ha ido perdiendo, lo que si se conserva es en la Alta Sanabria el habla propia de la zona, que tiene mezcla de gallego, castellano y portugués.
      A la novela de don Miguel de Unamuno le tengo especial cariño, cuando la leo mi imaginación me lleva a la aldea de Valverde de Lucerna y la relaciono con cualquier pueblo de los alrededores, aparte de las reflexiones propias de sus personajes; corta la novela pero densa de contenido.
      La hospedería de Bouzas no sé en que estado se encuentra, pero creo que ha estado en venta, además creo que está cerrada.
      Gracias por pasarte por este rincón sanabrés y zamorano.
      Un abrazo muy fuerte para ti.

      Eliminar
  4. Curioso origen legendario. Por cierto, la iglesia parece la de San Martín de Frómista. Debe tratarse de otro "San Martín", porque aquel creo que es de Palencia, no de Zamora.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, éste es San Martín de Castañeda y era la iglesia del monasterio desaparecido, quizás se parezcan porque coincidan el el tiempo y hasta puede que fueran tendencias de origen francés.
      Un abrazo, Cayetano.

      Eliminar
  5. :) Con Xibeliuss no se puede, anda delante mío siempre, haciendo mis comentarios, jejeje. Conocía la leyenda, la novela de Unamuno no me gustó nunca por la simple razón de que la leí por imperativo de la Selectividad en el COU (ayns, que mayor soy, ya nada se llama así) pero nunca la había leido escrita así y eso si que es un regalo precioso:la lengua tiene que ser muy parecida al galimatías delicioso: castellano(poco) leonés y gallego y que se habla en el Bierzo alto, en el pueblo de mi santo.

    Un abrazo Valverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xibeliuss si el tema es sanabrés se adelanta a casi todos, lo lleva en el alma. La leyenda está contada en los restos del leonés que se hablaba en la zona y que ya ha desaparecido, quizás ese sea su mayor atractivo, que está contada por un habitante del lugar con esas terminaciones, apóstrofes... que le dan un aire ancestral.
      "San Manuel Bueno, mártir" debe leerse despacio y olvidando prejuicios pasados, es breve pero tiene mucho que ofrecer.
      Un abrazo, Alma.

      Eliminar
  6. Interesante leyenda Valverde...y has aclarado también tu nombre:))
    Preciosa la 1ª foto!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura, una leyenda muy bonita y repetida en muchos lugares intentando dar explicación a la formación de muchos lagos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Como afirma Cayetano, magnífica iglesia románica, muy parecida a la de Frómista de Palencia y curiosa la leyenda, que no se le pasó a don Miguel. Es un placer volver a saludarte, querido amigo,tras el período vacacional. Aunque este año dispondré de bastante menos tiempor para el blog y la visita de páginas amigas, intenteré entrar por aquí cuando pueda. Un cordial saludo desde el sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como habéis coincidido en la misma apreciación he visto imágenes de San Martín de Frómista y tienen los ábsides muy parecidos, quizás sea coincidencias de estilo.
      Entiendo el problema de la falta de tiempo, Paco, serás siempre bien recibido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Alguna vez había leído la leyenda, ¿quizá aquí también?, pero nunca, igual que Alma, en esta lengua. He debido leerla despacio, pero me ha gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca había publicado la leyenda. Me alegra que te haya gustado aunque te haya costado leerla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me ha gustado la leyenda. Nunca la había leido ni sabía de su existencia. Todos los días se aprende algo, jeje.
    Muchas gracias.
    un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Natureza e construção que contam histórias... um belo arranjo, uma interessante lenda...

    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una forma de explicar como se formó el lago de Sanabria.
      Gracias, Teca, un abrazo.

      Eliminar
  11. La leyendas aunque están rodeadas de fantasía siempre tienen algo de verdad. Preciosa leyenda.
    Gracias por compartirla. No conozco San Martín de Castañeda. Queda pendiente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso de verdad tiene la existencia del lago y de la isla donde se supone que estaba la casa. Las leyendas surgen como una forma de explicar fenómenos en aquellas épocas inexplicables, pero que tienen un gran atractivo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. No conocìa esta leyenda aunque si he estado en el lago, como toda leyenda està rodeada de enigmàticas historias.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has conocido el lago y un poco la zona comprenderás mejor la leyenda, en especial la parte sanabresa. Gracias, por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. He estado varias veces en Sanabria, hace muchos años hasta he pescado allí, te hablo de más de 30 años, cuando aún ir con una caña no era delito ecológico, ja,ja,ja.

    Un lugar ciertamente misterioso por las sensaciones que uno percibe al imaginar todo lo que aconteció y unirlo a esa leyenda que "cuando las campanas suenan agua llevan" ;-))

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún se puede pescar, aunque con limitaciones e incluso hay tramos de pesca sin muerte.
      Siempre estos lugares dan lugar a leyendas y relatos misteriosos, porque tienen magia.
      En este caso solo oyen las campanas el día de San Juan, aquellos que están en gracia de Dios, o sea, nadie.
      Gracias, José.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Que maravilla de entrada. Voy a leerlo otra vez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso demuestra que te ha gustado. Gracias, tejón.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Valverde!
    Me ha encantado leerla en sanabrés (Creo..., pues es una mezcla de asturiano-galego...)
    Yo la tengo también en el blog, pero oirla así es más auténtica.
    Por cierto..., queda alguien que lo hable? Se está haciendo algo para que se conozca y así no perder su riqueza?
    Muy buena entrada, así entre otras cosas, sabrán de dónde viene tu "nombre".
    Un besote!
    (Y relajado curso...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es el resto del primitivo leonés, la pena es que ya ni se habla, excepto en la Alta Sanabria que continúan hablando un dialecto mezcla de gallego, portugués y castellano.
      Espero que el curso se desarrolle bien, a pesar de todos los sinsabores y de todos los problemas.
      Gracias, Transi.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Conozco Sanabria, es un lugar mágico y de ensueño, un lugar precioso, y está bien que nos traigas su leyenda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, consideraba que era necesario escribir la leyenda llamándose el blog valverde de Lucerna.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pensaba que habías escrito otra entrada nueva, pero te dejo mis saludos.

      Feliz fin de semana.

      Un beso.

      Eliminar
  17. Hay leyendas que de forma romántica o dramática narran inmejorablemente el nombre de un lugar, en este caso, el lago de Sanabria.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso en lo que tuvieron que sentir los antiguos habitantes del contorno al ver tanta agua y no saber como se había originado, de ahí que tomaran en cuenta la antigua leyenda de la formación de los lagos franceses y la aplicaran a este.
      Un abrazo, Javier.

      Eliminar
  18. Historias estas d elos lagos curiosas. ¿Por qué los lagos y lagunas tienen siempre leyendas detrás? En Béjar dicen que las lagunas de la sierra avisan cuando cambia el tiempo. Sí, avisan porque de ellas sale un ronco rugido que trae el viento. Pero, claro, la historia no es tan bonita como la que nos cuentas, ni mucho menos. Sabio don Miguel al situar la narración de San Manuel Bueno, mártir, en un pueblo tragado por el lago. Por cierto, que Unamuno gustaba mucho de tirar al monte como las cabras. Aquí, cuando vino, solía subir mucho a la sierra. Imagino que allí haría lo propio.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que don Miguel también se pateó estos lugares, aunque creo que apareció porque fue a un balneario, hoy desaparecido, el balneario de Bouzas.
      La verdad es sobre la formación del lago es tan simple como que tiene un origen glaciar, aunque hay gentes que les gustaría más creer que el lago se hubiera formado a partir de una catástrofe; incluso muchos confunden la leyenda del lago con la rotura de la presa de Vega de Tera.
      Gracias, Carmen, por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Es una hermosa leyenda compartida con otros lugares anegados como Doniños o Antela en Galicia.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Juan Carlos, esta leyenda está bastante extendida y explica el origen de lagos y lagunas.
      Gracias por tu visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Hermosa leyenda que narra el origen de ese precioso y misterioso lago de Sanabria. Las fotos bellas!!


    un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marilyn, por tu comentario y tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Bonita leyenda. Tiene un aire caribeño la foto desde San Martin de Castañeda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensé yo también, pero el clima no se parece en nada, sino todo lo contrario.
      Un saludo.

      Eliminar
  22. Magnifica y curiosa leyenda. Magnificas fotos de un paisaje precioso que me trae muchos buenos recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jose Manuel, por tu comentario. Me alegra saber que te trae buenos recuerdos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Que buena información y no menos su ilustración, te vamos a fichar para que nos hagas publicidad por estos lares...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Cuando quieras, estoy dispuesto, ja,ja,ja...
    Soy un apasionado de Sanabria y siempre hablaré bien de ella y de todo lo que contiene, porque es una tierra olvidada, a pesar de sus atractivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. El final es bueno...y se acabo,jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Otra persona lo acabaría de una forma más elaborada, pero la gente sencilla no se anda con rodeos.
    Gracias, por tu visita, Fosi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Todos los días se aprende algo nuevo... Curiosa leyenda. Me encantó también la forma en que está escrita. Un placer encontrarse con estos trocitos de historia viva. Las fotos son maravillosas (me gusta mucho la primera panorámica). Bella entrada.

    Un abrazo y buen fin de semana. Valverde de Lucerna... ya conozco algo más acerca de este nombre :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kine, por tu visita y tu comentario.
      La panorámica me llevó varias pruebas y hacerla desde otra perspectiva, para ello me tocó caminar.
      La leyenda contada por un sanabrés es muy auténtica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Me encanta, cuando fui la primera vez fue cuando la oí o la leí no recuerdo bien solo se que desde aquella primera vez vuelvo casi todos los años porque es un lugar hermosos y para mi tiene magia
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lugar mágico el lago de Sanabria, parece que esconde tesoros y leyendas de tiempos pasados que trajeron los monjes de San Martín.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. En similares términos de dimes y diretes de leyenda se suceden algunas de los ibones pirenaicos en donde la mitología ha dejado su impronta.
    Y en cuanto al delicioso final, aquí, n'aragonés, bien apareciera el 'cuentico cuentau', tan entrañable. Tan entrañables estas particularidades de idioma, que parecen salir todas de un mismo tronco. Me ha encantau...
    Lo bueno de estas leyendas es que forman cuerpo indisoluble con el mismo paisaje.
    De las fotos llama la atención la magia del lago y trascendiendo lo mágico, el porte impresionante del románico.
    Confieso que el San Manuel Bueno, mártir, que leí allá por la (pre)historia me parecía un pelín moñada: Lo releeré, ahora con otros ojos de la fe, seguro.
    Felicidades, Valverde, por estas entregas con que nos ilustras.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la leyenda viene de Francia y la trajeron los monjes que se instalaron en el monasterio de San Martín de Castañeda. Hay leyendas que se repiten en distintos lugares.
      La novela de San Manuel Bueno y mártir tiene más profundidad que el lago, lo que pasa es que la hemos leído en momentos inapropiados, quizás cuando no estábamos maduros para entenderla.
      Gracias, Pili, por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar