Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

domingo, 20 de mayo de 2012

SENDA RIBADELAGO - LAGUNA DE SOTILLO


Sobre esta ruta hice una entrada hace tiempo, donde está explicada de forma más detallada.
Se tarda unas dos horas de subida en llegar a la laguna de Sotillo y una hora y media en regresar.
Hacía bastante calor, pero iniciamos la subida y comprobamos que las últimas lluvias habían conseguido que el agua corriera en abundancia por los arroyos y regatos.

 
 En el recorrido encontramos apilada la madera cortada para el invierno de los vecinos de Ribadelago. 


Existe una costumbre en esta zona de Sanabria que consiste en que todos los años se divide en zonas el monte según el número de vecinos que necesiten leña para el invierno; una vez hechas las zonas se sortean entre los vecinos, por eso a cada zona se le llama "suerte". Se cortan los robles que hay en la suerte pero dejando siempre algunos, que suelen estar marcados con alguna señal por los agentes forestales.
Se corta la leña en invierno y se deja preparada para que en verano, cuando los caminos estén secos, poderla traer para casa.


Dejamos la laguna de Carros a nuestra izquierda y continuamos la subida  hasta que dejamos atrás el bosque y nos encontramos con una zona más llana; desde aquí se puede ver una panorámica del lago de Sanabria.


Lago de Sanabria

Laguna de Carros 
Pero no todo son paisajes espectaculares, la mano del hombre deja su huella con los incendios, nos encontramos con una zona bastante grande a derecha e izquierda del camino con arbustos ennegrecidos; todavía se percibía el olor a quemado.


Menos mal que a pocos metros pudimos disfrutar de las cascadas de Sotillo así como una zona de monte bajo con el brezo en flor.


Cascadas de Sotillo  


Nos tomamos un descanso y cogimos agua en la Fuente de los Gallegos, está muy bien señalizada y gracias a este manantial pudimos llenar la botella de agua.

Fuente de los Gallegos

Todavía nos queda un tramo hasta la laguna, pero ahora caminamos por la parte alta de la sierra por un sendero que después de dos horas desde que comenzamos a andar nos lleva a nuestro destino.


La laguna de Sotillo


Regresamos por el mismo camino y reponemos fuerzas en la Fuente de los Gallegos e iniciamos el descenso.
Al regresar tomamos una senda diferente, mucho más empinada y con unos árboles de gran porte como este roble que parece mentira se pueda sujetar al suelo con sus raíces.


Ruta muy recomendable, especialmente en el mes de junio, cuando ya los robles tengan hoja y haya sombra. Hay una gran diversidad de vegetación: abedules, avellanos, serbales, fresnos, robles... 
Es desaconsejable realizarla en verano o cuando hace mucho calor porque es una subida muy sostenida y conviene estar físicamente muy bien, sino se hará interminable.
Los tiempos son orientativos, pero se puede considerar como una ruta algo dura, aunque en los carteles informativos la valoren como mediana. 
Conviene aplicar aquel dicho que dice que al comenzar a caminar hay que comenzar como un viejo para terminar como un niño.

42 comentarios:

  1. Bonita excursión. Que roble el de la última foto, impresionante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Robles como esos hay unos cuantos en esta zona, algo extraño, ya que no suelen alcanzar tanta altura.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Todos os passeios tem seus encantos e os detalhes pitorescos para se admirar e aproveitar... gostei de saber da solidariedade da lenha...

    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El asunto del reparto de la leña siempre me pareció un buen sistema a la hora de aprovechar los recursos.
      Gracias por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bonito recorrido para hacerlo efectivamente con tiempo algo fresco.
    Como siga castigando de esta forma el tema de los incendios, pronto estos recorridos habrá que hacerlos desde los archivos documentales de manera virtual.
    Habrá que aprovechar mientras tanto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. espero que no ocurra lo que dices y que no siga esta escalada de incendios, porque resulta deprimente ver un monte quemado y comprobar la insensibilidad de la gente con este problema, aunque sobre este tema habría que saber los motivos que mueven a la gente a quemar su monte.
      Como dices bien, con incendios o sin ellos hay que disfrutar de lo que la naturaleza nos ofrece.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Impresionante esa laguna, así como esas cascadas. Desde luego, estoy viendo que zamora y provincia tiene lugares dignos de ver. Es posible planear un bonito viaje allí, y pronto. Gracias por mostrárnoslo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, Paco, Zamora es muy desconocida y se merece una visita, no solo a la capital sino a la provincia, hay auténticas joyas naturales y artísticas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. :)

    Mi padre siempre caminaba así y siempre decía eso. Hay que empezar como un viejo. Ahora que ya lo es no le da la gana de salir a caminar porque dice que ya ni en broma puede llegar como un niño :D

    Me gustan mucho las fotos, que bonitas se ven esas escobas florecidas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que controlar los esfuerzos en las marchas prolongadas y más si es cuesta arriba, como era en este caso, es mejor ir caminando lentamente sin parar que cada poco descansar, he visto gente desfondada por hacerlo sin sentido.
      ¡Qué sabiduría tiene tu padre!
      Todavía deben florecer más y entonces será un festival de color.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Buena excursión y buen reportaje. Un placer ver correr el agua y una pena que el hombre vaya sienpre destrozando y dejando su huella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ver correr el agua y oírla, ese murmullo de los arroyos salvando pequeños desniveles, es un privilegio disfrutarlo.
      Es una pena lo de los incendios, pero ahí están y es muy difícil erradicarlos; al menos se regenera con bastante rapidez.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Son unas fotografías espléndidas.

    Mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Amigo Valverde: ¡Qué fotos!, no sabría decir cual me gusta más y es que, menudos paisajes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sanabria y por eso la quiero mostrar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. ¿Y si invirtiéramos el rol, comenzar como niños (?) para acabar como viejos?
    Cuestión de medirse las fuerzas antes de emprendella...
    De momento, un placer hacer el recorrido virtual, con este impresionante itinerario que nos dejas.
    Las jugarretas de los desalmados pirómanos nos han hecho polvo a todos.
    Por no lejos de aquí, el Moncayo tampoco se ha librado.
    El lago de Sanabria de lo que más me ha gustado.
    Y los paisajes, ¡los paisajes, agua redonda hacia la bajura!
    Un abrzo, Valverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Pili, bien sabes que los niños no miden las fuerzas y gastan todo lo que tienen, descansan y vuelta a gastar, esa no es manera de caminar, hay que guardar las fuerzas hasta el final.
      El lago desde estas alturas es impresionante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Es una ruta preciosa. Lo mejor es contar con un coche de apoyo, para poder llegar al pueblo de Sotillo y que nos recojan allí.
    Sin ánimo de polemizar, que todo el mundo sepa que D. Alonso Quijano también estuvo en la Fuente de los Gallegos :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tenemos pensado hacer una ruta circular saliendo de Sotillo hasta la cascada, luego subir a la laguna para después bajar por el otro camino que va por la ladera de enfrente y acabar en Sotillo.
      Ya habíamos pensado en esa posibilidad, pero necesitamos que alguien nos lleve y nos recoja, esperaremos que algún hijo nos haga esa labor, así nos pasaríamos casi el día entero por la sierra. Es un plan atractivo.
      Lo de Cervantes sanabrés ojalá tuviera un punto de veracidad, sería muy interesante, aunque que yo sepa en Cobreros y en algún pueblo de la zona es muy común el apellido Saavedra.
      Un abrazo, Xibeliuss, y viva la polémica que agiliza la mente.

      Eliminar
  11. Hola, buen blog y que tengas buen inicio de semana, te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un poema mio titulado ”Diluvio Eterno”, es un poema triste pero al mismo tiempo profundo, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Boris, aceptaré tu invitación y visitaré tu blog.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. La ruta es espectacular, la hice hace mucho tiempo y, después de leer tus textos y ver esas maravillosas fotografías, se me ha vuelto a abrir el apetito. En realidad, Sanabria siempre lo hace. Estoy de acuerdo contigo en que en algunos tramos la ruta pasa a ser de moderada a fuerte.
    Muy recomendable, claro que sí.
    Preciosa tu entrada, Valverde.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, no te prives y repítela en cuanto puedas. La he hecho varias veces y la zona de la Beseda tiene unos robles espectaculares y una vegetación muy diversa. Cierto, la ruta en muchos momentos es dura y si hace calor más, porque se suman a las molestias las moscas que zumban alrededor si no sopla el viento, algo difícil porque vas entre árboles. Nos pasó el otro día aunque no fueron muy pegajosas, pero en verano hay que espantarlas.
      Un abrazo y ánimo, Sanabria bien se merece una ruta.

      Eliminar
  13. Precisamente en esta época del año es cuando se puede disfrutar de ese verde tipo "campiña inglesa" tan delicioso que se ve en las primeras fotografías. Al llegar a las zonas elevadas ya se pueden ver los piornos florecidos (al menos en Béjar, no sé allí).
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no lo había pensado lo del verde de campiña inglesa, el brezo es lo único que estaba en flor y alguna escoba amarilla, pero todavía la primavera no está en su esplendor, habrá que esperar unos días.
      Un saludo.

      Eliminar
  14. Que parajes mas sensacionales, que maravilla de robledal, arroyos, todo…seguro que estaba cerca el mirlo acuático.
    Hay por esa tierra unos paisajes alucinantes, que suerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los mirlos son negros, seguro, porque he visto unos pájaros de este color que se les oye cantar y aparecen y desaparecen por todos los lados. Ya lo he visto en internet y pueden que sean ellos.
      El monte es espectacular y hay que disfrutar paseando por él.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Genial reportaje Valverde!
    Me ha gustado mucho leer tu relato y lo de la distribución de la leña que me parece una labor muy respetuosa con el medio y además es sacarle una "producción" al monte (de paso se limpia...)
    Este itinerario lo hice hace unos 10 años y guardo un recuerdo maravilloso. Mi perra y yo caminamos durante casi 2 horas en dirección equivocada..., pero tuvimos la gran suerte de encontrarnos con un grupo de adolescentes que subían a las cascadas con el abuelo, que era el forestal de la zona (no recuerdo si ya estaba jubilado...)(Por cierto, era verano y los chicos se bañaron, decían que el agua estaba helada!))
    El caso es que gozamos con sus relatos, lecciones de fauna y flora, de vida... Hicimos muchas fotos y mantuvimos correspondencia. Vivían en una preciosa casa de piedra, madera y pizarra en Puebla de Sanabria. (Si lo conoces le das recuerdos...Quien sabe...)
    Mil gracias Valverde, revisaré las fotos del álbum, aún en papel...
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Transi, me alegra saber que has caminado por estos lugares y que te haya hecho buscar el álbum de fotos. Además, si vas con personas del entorno entonces se convierte en un descubrimiento de la fauna, flora...
      No sé si los conocería, en principio, no me resultan familiares pero nunca se sabe...
      Gracias, por tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Magnífica y refrescante ruta nos acercas Valverde, me ha encantado. No hace demasiado tiempo que estuve por aquellos lares, en el mes de otoño, imagínate la cromática...exquisita. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Marce, el otoño y principio de primavera vaya diferencia. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hola Valverde.
    Buena ruta,una pena los incendios.A primeros de Junio vamos con el colegio a la cascada de Sotillo,cuando estuve el año pasado me encanto y fue uno de los mejores almuerzos que me he pegado,allí,al pie de la cascada.Me apunto esta variante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fosi, entiendo que vais a ir de excursión con los niños del colegio, os recomiendo que tengáis cuidado en los alrededores de la cascada, unos metros más atrás hay una roca que es buen lugar para comer el bocata. Ahora mismo, no recomiendan bajar al río Truchas sino retroceder por el mismo camino de subida porque el pontón sobre el río Truchas no es seguro. Ya me contarás.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Precioso reportaje, magnificas fotos y maravilloso paisaje para disfrutar de la naturaleza en estado puro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jose Manuel, eso hacemos disfrutarlo.
      Un saludo.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Gracias, Frank, por tu comentario y tu visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Que bien documentado todo amigo, dan ganas de meterse a través de la pantalla y disfrutar de esos parajes, soy un enamorado de la naturaleza y por suerte disfruto de ella donde vivo ,pero esos sitios invitan a degustarlos con unas buenas botas y un buen almuerzo en la mochila...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así la disfrutamos nosotros, con buenas botas, mochila y bocadillo.
      Un abrazo.

      Eliminar