Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

sábado, 12 de mayo de 2012

PASEO DESDE BADILLA HASTA LA ERMITA DEL CASTILLO DE FARIZA


El jueves por la tarde programamos la ruta mencionada en el título.
Pertenece a una ruta de Gran Recorrido (GR) llamada la Senda del Duero que sigue el curso del río desde su nacimiento en los Picos de Urbión en Soria y termina en la desembocadura en Oporto. Fuimos por la tarde y hacía bastante calor pero con ánimo y agua iniciamos nuestra andadura.
Salimos de Badilla hacia el pueblo más cercano llamado Cozcurrita, la distancia entre ambos es de unos tres kilómetros aproximadamente y discurre paralelo al arroyo Mimbre.


El arroyo Mimbre a su paso por Badilla está seco, así que pensamos que iba a ser un paseo un poco decepcionante, ya que parecía que había llegado el estiaje, pero un poco más adelante comenzamos a ver agua en su cauce, a oír las ranas, los pájaros y ver a algún conejo despistado que disfrutaba de la tranquilidad de estos parajes.

El camino es amplio y se avanza con rapidez, no tiene desniveles; la única cuesta suave que hay nos la encontramos cerca de Cozurrita después de cruzar un puente que nos obliga a abandonar el curso del arroyo.

Tardamos unos cuarenta minutos en llegar a Cozcurrita, un pueblo pequeño, pero muy bonito, con casas de piedra y con una iglesia del siglo XIII muy bien conservada.

Tanto Badilla como Cozcurrita tienen poca población y además envejecida, pero se ven bastantes casas nuevas de gentes de estos lugares que regresan a sus pueblos a pasar las vacaciones y los fines de semana.
Cozcurrita tiene un bosque muy especial y es el enebral, es una rareza en el entorno, ya que el árbol más abundante es la encina pero aquí predomina el enebro. La señora Petra nos informó que Cozcurrita, gracias al enebral, tiene un aire muy sano, además nos contó que había una ruta por este bosque y que se podía llegar hasta un "asomadero" para disfrutar de las vistas que ofrece el Duero encajado en los Arribes.
A la derecha de la iglesia sigue la senda hasta ermita de la Virgen del Castillo que asoma en la lejanía, pero antes hay que caminar 1,6 kilómetros primero de bajada y luego de subida.
Nada más comenzar la bajada cambió el paisaje; ahora era un terreno abrupto, escarpado, y fuimos a dar a un arroyo que desagua en río Duero ya cercano y que los lugareños lo denominan la Rivera, en el pasado había varios molinos hoy derruidos.

Esta edificación son los restos de un molino, pero lo que nos llamó la atención fue que una enorme roca está incrustada en la casa y desde la distancia parecía la chimenea.
El paisaje de la Ribera es una maravilla predomina el verde de la vegetación propia de las riberas.
Había poca agua, pero la suficiente para oirla entre las piedras, en las pozas o cadozos o formando pequeñas cascadas.

Cruzada la ribera iniciamos la subida hacia la ermita que se encuentra ya bastante cerca. 
Y así después de una hora media aproximadamente llegamos a nuestro destino.


En esta ermita se celebra todos los años una romería en primavera conocida con el nombre de los Viriatos, juntándose las gentes de los pueblos del contorno, es de gran belleza y muy singular.  
Cerca de aquí está el mirador de las Barranqueras, donde pudimos observar el vuelo de aves y entre ellas un buitre despistado que nos obsequió con la elegancia de su vuelo.

Panorama que se puede observar desde este mirador:
Después de disfrutar de estas vistas tan maravillosas e impresionantes, emprendimos el regreso por el mismo camino.
El martes repetiremos el recorrido pero con unos 70 niños para que admiren y disfruten de un día en los Arribes del Duero.


28 comentarios:

  1. Uma rota muito bonita e simples... quanto eu gostaria de poder passear com essa tranquilidade e silêncio da natureza...
    As casa de pedras parecem ser frias, mas são de belas construções.

    Bom fim de semana.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teca, la piedra parece fría, pero aísla las viviendas y sobre todo es el material más abundante en la zona.
      Tranquilidad en los pueblos y en los caminos, es cierto, pero demasiada tranquilidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Que maravilla,Valverde, hace una semana han estado por los Arribes del Duero unos conocidos mios y vinieron contando maravillas, ahora me queda más claro aún.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé lo que contarían, pero te aseguro que no defraudan son paisajes escarpados, con una variedad de vegetación mediterránea que no se corresponde con la comarca de Sayago, son unos paisajes espectaculares.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Pero qu estupendo paseo y que bellísimas fotos. Una suerte tener cerca esos bellos parajes. Un abrazo, Valverde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lejos no están, a unos 50 kilómetros de Zamora.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Buen paseo. Aquí no valen los versos de Gerardo Diego, cuando decía aquello de "Río Duero, río Duero. Nadie a acompañarte baja." Ya que cuenta con compañía desde el nacimiento hasta la desembocadura. Preciosas fotos, Y precioso paisaje el de los Arribes. Por cierto, el vino de Cozcurrita tiene una estupenda fama. Y merecida, porque yo lo he probado y doy fe de ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego a acompañarlo vamos, aunque antes tenemos que ir por la orilla de arroyos. No sabía que Cozcurrita tuviera buenos vinos, aunque al volver vimos varias viñas, pasan desapercibidas porque están con las típicas paredes de esta tierra llamadas cortinas. Habrá que comprobarlo.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Quién fuera niño para poder hacer esa excursión. Van a quedar maravillados. Un abrazo Valverde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están ilusionados, pero a ellos lo que les gusta es salir, caminar por el campo, cruzar arroyos...El curso pasado los llevamos a Sanabria a hacer la senda de los monjes y lo vivieron como una aventura, espero que este año también disfruten y sepan valorar lo que verán.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola, vaya paseo hermoso y relajante. Las vistas magníficas. Para recordar.

    Estoy sin ordenador. Lo tengo averiado. Así que estoy trabajando un ratito desde la casa de una amiga y no puedo abusar:-). Perdona si no me paso hasta que esté arreglado.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ningún problema, Katy, cuando puedas comentas y no pasa nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Jo, yo también quiero ir a esa excursión. Y ser pequeña. De mayor que quieres ser? me preguntaban, pequeña, respondía yo. Lo tenía clarísimo.

    Preciosas las fotos...y el día. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Claro, Alma, ser pequeña tiene esas ventajas que te llevan de excursión, normalmente a lugares atractivos; ahora bien si quieres y puedes, no hay problema organizamos una de este tipo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bonito recorrido y aún más hermoso paisaje, sobre todo con esos juegos de luces y sombras producidos por las vaporosas y rápidas nubes transportadas por el viento.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las nubes arrastradas por el viento aparecían en una zona determinada, pero en dirección al río Duero había bruma que no dejaba ver con claridad el horizonte.
      Gracias, por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Que tiempos aquellos de romería, hace mucho que no los realizo por cuestiones de trabajo pero, con caminatas como estas, uno se puede animar a ver paisajes imponentes como estos. Son una maravilla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me he acordado de ti, porque es una Z.E.P.A., se pueden observar buitres, alimoches, águilas perdiceras,así como ruiseñores, mirlos, oropéndolas y un ave muy escasa como es la cigüeña negra. Ir paseando por estos lugares es un continuo escuchar a pájaros de todo tipo y ver volar en las alturas imponentes aves.
      Lugar digno de visitar, especialmente en primavera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hace unos años recorrí esa tierra, pues hice una ruta entre gastronómica y paisajística y no sabría decirte cual me gusto más, y al ver esas fotos me recordó esos buenos días, así como el trato recibido por las gentes de esa zona que aun hizo más agradable mi corta estancia, volveré…
    Un saludo y las fotos son geniales…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, desde luego son lugares impresionantes y sus gentes muy acogedoras, la prueba es que tanto en Cozcurrita como en Badilla pudimos conversar con las pocas personas que nos encontramos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Los crios se lo van a pasar de mareo cruzando esos arroyos. Otra gran aventura que van a vivir:))
    Que bonita es la naturaleza. La última foto es preciosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Se lo han pasado estupendamente, cansados pero con ganas de repetir. El Duero en los Arribes es impresionante.parece un río poderoso y las vistas desde la ermita o desde un mirador cercano son únicas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La técnica de construcción de los pontones parece antiquísima. Prehistórica incluso.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quita que sea prehistórica, abunda mucho este tipo de puente en las comarcas zamoranas de Sayago y Aliste, así como los muros de las cortinas.
      Gracias por su visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Un placer volver a tu rincón a saborear tus bellas imágenes envueltas en naturaleza, después de un paréntesis en mis blogs, ya estaba deseando de volver.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, María, por tu visita y por tu comentario. Solo intento reflejar la belleza que hay a mi alrededor y me alegra saber que lo valoráis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Valverde.
    Una pequeña ruta pero de una gran belleza,ir al lado del arroyo y ver la vegetación en el agua y disfrutar los animales es algo que seguro que va a agradecer la chavaleria.Hay un pueblo en La Rioja que se llama Cuzcurrita,¿no vendrá de ahí lo del vino?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quizás tengas razón y haga una equívoco con los nombres, es de imaginar que un rioja tenga más fama que un vino de Cozcurrita un pequeño pueblo de los Arribes, aunque he de decir que hay viñas y tradición vinícola, la prueba es Fermoselle un pueblo con bastantes bodegas.
      Un paseo estupendo y los chicos se lo pasaron muy bien.
      Un abrazo.

      Eliminar