Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

lunes, 19 de marzo de 2012

LA ALDEA SE VISTE DE BLANCO

El año pasado descubrí en primavera un lugar cercano a Zamora llamado "La Aldea", y escribí una entrada sobre este lugar:
EL CAMINO DE LA ALDEA.
Este año regresamos para ver como evolucionaba la floración y apenas si había comenzado. La foto superior corresponde al domingo pasado.
Así que ayer tomamos el mismo camino y la panorámica era muy distinta.
  Los almendros estaban cuajados de flores inundando todo el contorno con su perfume. A lo lejos suena el motor de un tractor que prepara la tierra apenas humedecida por las últimas lluvias y a su alrededor corre alegre un perro disfrutando de su libertad.
 Este año ha sido tan seco que esperaba la llegada de la primavera con inquietud pensando que quizás los árboles no fueran capaces de lucir sus galas, pero llega el momento y se cargan de un manto blanco como si fuera una nevada primaveral.
 La naturaleza saca sus galas y se pone el vestido blanco que abre camino a toda la variedad de colores que guarda escondidos en los neveros del invierno y eso sin apenas lluvias.
 El arado ha hecho su labor: abre la tierra, la remueve y busca airearla, renovarla, para que dé su fruto.
 El río sigue su curso, imperturbable, regalando vida a su paso, haciendo con sus aguas un cauce más profundo, salvando presas y venciendo obstáculos,  hasta que llega a su final en el mar.
No muy diferente es nuestra vida.
 
 

44 comentarios:

  1. Un paseo bien aprovechado y muy relajante. Temprana y hermosa floración pero poca lluvia. Ojalá no vengan trombas de agua que hagan que se pierdan las flores.
    Gracias por compartirla primavera.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temprana floración yo creo que no, incluso me parece un poco tardía, ¿quizás por la sequía? La lluvia es muy necesaria y no ha caído casi nada.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Que bonita floração tão alva... como sempre a natureza nos deleitando com suas maravilhas.
    Beijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Teca, deleitándonos y dándonos más de lo que nosotros le damos.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Demasiado agradecida es la naturaleza con el año tan seco y las agresiones que cometemos. En vez de abrojos y cardos, nos da flores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cayetano, como sigamos así no descarto que la tierra nos dé espinos.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Valverde.
    Cierto es que con lo poco que ha caído el campo este así de agradecido,esperemos que llueva pero en forma de tormentas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dan ganas de decir: "qué llueva, qué llueva...". Dan una primavera normal de lluvias, pero no sé por dónde, aquí apenas unas gotas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Preciosas fotos: ahora es cuando la naturaleza, el paisaje se revela con toda su fuerza y su rabia. Gran difusión la que haces al entorno de Zamora. Paso a ver la entrada anterior. Un cordial saludo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comienza el campo a resucitar y ofrecer su mejor color.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Has utilizado una expresión que, además de encantarme, puede titular a todas tus bellísimas fotos: nevada primaveral.
    Recuerdo la entrada anterior que hiciste sobre este paraje, y también recuerdo al ver ese camino franqueado por almendros, las veces que lo he recorrido en bicicleta (también paseando).
    Gracias por traerme este rinconcito de Zamora que tanto me gusta y que tantos recuerdos me trae.

    Un fuerte abrazo, Valverde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te encante el título. Considero importante condensar en pocas palabras lo que contiene la entrada y me lleva a veces bastante tiempo. Me alegra saber que despierta recuerdos de tu niñez; buenos lugares para perderse antes y ahora.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ay... que se guarden de la helada...tan preciosos como están. Gracias, Valverde, por traerlos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alma, por eso se dice "te adelantas como los almendros", espero que eso no suceda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. La pena es que duren tan pocos días con ese blanco que los da un toque mágico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa, después echarán la hoja y otros árboles comenzarán a echar sus flores como los cerezos, los manzanos... Lo importante es que la naturaleza se renueva.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Preciosas fotos! Un paisaje ennatado por la primavera. Gracis por el tour!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado eso de "ennatado", no lo había oído nunca. Me lo apuntaré.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. A ver si hay suerte y no se malogran los frutos. Preciosas las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos almendros están labrados y darán sus frutos si la helada no los malogra, pero otros están descuidados.
      Gracias por venir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Los árboles se visten de blanco doblemente: por la floración y por las últimas nieves que deja el invierno.
    Bonitas las fotos; por aquí no suelo ver almendros con tanta altura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tommy, aquí la nieve brilla por su ausencia. Los almendros en algunos lugares de Zamora comienzan en febrero a florecer y alcanzan su esplendor en la primera quincena de marzo, como sucede en los Arribes, que tiene un clima más mediterráneo aun que esté en la meseta.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Algunas de tus fotos me recuerdan los páramos que describían Unamuno o Azorín en sus escritos o que pintaba Zuloaga. En su desnudez son también muy hermosos. Por cierto, creo que hay un pueblo en Salamanca, en las Arribes dle Duero, que también se llama Aldea.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, hay un complejo turístico que se llama Aldea Duero que pertenece al antiguo poblado de Saucelle de los empleados de la empresa hidroeléctrica a no ser que sea Aldeadávila, que no creo.
      Un cierto aire puede que tengan, pero nunca lo hubiera pensado.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Preciosas fotos Valverde, esperemos que el frio que ha vuelto no estropee ahora los árboles. Por el Valle del Jerte están casi a punto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que pensar en ir a ver los cerezos, hace tres años que no vamos, esperemos que el trabajo no lo impida. Ahora hace frío, pero espero que no tanto como para helarse.
      Un saludo.

      Eliminar
  14. Qué preciosas fotos has hecho. Espero que estos fríos tardíos no hielen tanta belleza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí apenas llueve pero nos llega el frío de las nevadas y creo que ha habido heladas, ya veremos.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Precioso killa, el campo aunque muy seco este año está precioso

    Siento mis ausencias te dejo:
    Un besote y mis disculpas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay problema, siempre serás bien recibida. El campo es muy generoso.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Muy chulas... este año con la escasez y rareza en la distribución de las lluvias va a ser un poco rara la floración de las especies... lo veremos próximamente

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que esperar a ver como llega la primavera, por eso estaba pendiente de la floración, porque no ha llovido casi nada.
      Un saludo.

      Eliminar
  17. Preciosas fotos, todo el campo reflejado en estas magnificas tomas.Esperando la primavera que ya ha llegado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Iglesias, ya está aquí la primavera, la renovación del campo.
      Gracias por tu visita.
      Un saludo.

      Eliminar
  18. Hola, Valverde:

    Un placer viajar con tus imágenes, es como sentir la esencia de la naturaleza en las pupilas, es una belleza envolvernos de oxígeno con ellas, me han encantado, y las he saboreado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, por tus palabras y por disfrutar con las imágenes de esta entrada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. No sabría decidir a estas alturas si lo que me reabsorbe es la belleza de este blog hecho imagen/compostura, o es el recentísimo aldabonazo primaveral, que se da a respirar echando un vistazo a 'Valverde de Lucerna'. O ambas a la vez.
    Así que, en la duda me quedo, feliz.
    Y un abrazo y saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pili, sea lo que sea que la primavera nos sirva como ejemplo de que después del duro invierno vuelve la fuerza renovadora de la primavera.
      Un saludo.

      Eliminar
  20. Los gigantescos ramos de flores ofrecidos por los almendros, son para todo aquel que sea capaz de alimentar su mirada al amparo y admiración de estos grandes momentos de generosidad muy propios de la naturaleza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, la primavera es generosa, los almendros nos inundan de flores blancas, después los cerezos y todo tipo de árboles frutales. La naturaleza es generosa. ¡Ojalá nos sirva para tomar ejemplo!
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Qué preciosidad de fotografías, la de la tierra arada me gusta de especial manera. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marce, la tierra arada es también mi preferida y no sabría decir porqué, quizás porque nos muestra que la tierra se renueva también con la primavera y se prepara para darnos su fruto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Espectaculares imagenes..
    un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espectaculares paisajes y espectaculares almendros en flor.
      Gracias por tu visita.

      Eliminar