Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

viernes, 5 de agosto de 2011

LUCIÓN

Este reptil lo encontré en las cercanías del río Negro en Cerezal de Sanabria. La foto no tiene la calidad suficiente porque tuve que disparar rápidamente, el lución se movía a gran velocidad y no tuve tiempo de tirar más fotos porque se escondió entre la vegetación.
Información sobre este reptil:
El lución es el único representante en Iberia de la familia de los Ánguidos, el lución (Anguis fragilis) es un reptil de característico cuerpo alargado, del tipo de las lagartijas, pero imposible de confundir con ellas debido a que carece totalmente de miembros. Los ejemplares adultos llegan a alcanzar en ocasiones hasta los 50 cm de longitud total.
El colorido de estos reptiles ápodos es de una tonalidad pardoclara "bronceada" sobre la que puede dibujarse una banda oscura vertebral. El vientre es de color grisáceo o blanco sucio. Los jóvenes tienen el dorso plateado, atravesado longitudinalmente por una línea de color negro.
Especie típica de Centroeuropa, en la península Ibérica se distribuye únicamente por su mitad septentrional.
Se le puede localizar principalmente en los prados húmedos de montaña, por los que se desliza con una habilidad impresionante. También vive entre los matorrales húmedos.
Durante el día -al menos en los calurosos- se esconde bajo las piedras o la hojarasca, o excava madrigueras en el suelo. Es activo en las primeras horas de la mañana o durante el crepúsculo. Durante el invierno se oculta en cavidades de hasta un metro de profundidad, solo o en grupos de 20 o 30 congéneres. Comienza a invernar sobre noviembre, para reaparecer en abril.
En mayo es la época de celo. Hacia el mes de septiembre, la hembra pare de 6 a 24 crías -el lución es una especie ovovivípara- que se desprenden inmediatamente de las membranas que las envuelve.

Fuente de información: "Fauna ibérica y europea" Ed. Salvat. Dr. Félix Rodríguez de la Fuente.


Agradezco a Javier, por su ayuda para la publicación de esta entrada.

4 comentarios:

  1. No conocía esta especie de reptil. Si la hubiera visto por el campo, hubiera creído que se trataba de una culebra y no de un lagarto. Bueno es saber que existen lagartijas sin patas, que supongo que no serán venenosas. Un saludo Valverde.

    ResponderEliminar
  2. No es venenoso. Tiene un cuerpo diferente a las culebras. Hace tiempo y en la misma zona tuve la suerte de ver un eslizón, que se parece al lución, pero tiene dos patas en la parte delantera.
    Gracias, dlt, por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  3. Sigo opinando que tuviste una enorme potra al encontrarte con este reptil. Si algún día tienes la enorme fortuna de toparte con él mientras descansa y puedes cogerlo durante un momento, sentirás la textura tan agradable de unas escamas que parecen de seda y cristal. Es increíble.
    Gracias por el detalle y enhorabuena por el encuentro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No sé Javier si me atrevería, aunque los respete no sería capaz de coger un reptil, ni siquiera una lagartija.
    A partir de ahora iré con los ojos bien abiertos por si vuelvo a tener suerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar