Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

domingo, 20 de febrero de 2011

NIEVE, LLUVIA Y FRÍO.

LA LAGUNA DE LOS PECES
Mi anterior entrada sobre Sanabria fue el día 6 de febrero:
Hoy he repetido la ruta pero las condiciones meteorológicas han sido muy diferentes, ya que aquel día parecía que había llegado la primavera pero hoy regresó el invierno; como se dice en Sanabria: "el invierno no se lo come el lobo".
Al salir de Zamora por la mañana, nada hacía presagiar lo que íbamos a encontrar porque hacía un sol espléndido y así continuó durante todo el viaje, en el camino nos encontramos con tres ciervas, en la recta anterior a Otero de Bodas y con un corzo, a la entrada de Galende.
A medida que subíamos el día fue cambiando y tomando esa tonalidad propia de Sanabria y que nos resulta familiar, nubes oscuras y la temperatura descendiendo, al salir de Zamora teníamos 10º y en la laguna de Peces 2º.

 El aparcamiento estaba a rebosar, casi no cabían los coches y todo el contorno lleno de gente disfrutando de la nieve y del intenso frío.







Al poco rato comenzó a bajar tanto la niebla que ya no se veían las montañas cercanas; además comenzó a caer aguanieve con bastante fuerza. 
Ante esta situación, nos subimos en el coche y tomamos el camino de vuelta para ir hasta el lago de Sanabria y darnos una vuelta a pie por los alrededores.






Hicimos una parada obligada en San Martín de Castañeda.








Nos acercamos a la playa de los enanos, nos bajamos del coche e hicimos unas fotos, pero comenzó a llover y nos tuvimos que refugiar porque la lluvia arreciaba.




 Desde aquí decidimos ir hasta la playa grande y sin salir del coche ver como llovía; nos encontramos otra vez con el catamarán, que ya sin navegar es la nueva atracción, porque a pesar de que llovía con mucha intensidad, había gente haciéndose fotos.






Finalmente, para terminar el recorrido fuimos al poblado de Moncabril para ver el río Segundera, no bajaba mucha agua, pero si sigue lloviendo y se deshace la nieve será interesante verlo.
 Después del frío, la lluvia y la nieve, que mejor que rematarlo a la manera tradicional: con un buen fuego y una buena comida.
 Reconozco que este día me pareció más propio de Sanabria que en la anterior visita, que también se disfruta de estas situaciones y más cuando se piensa que en esto reside la belleza de Sanabria.
Dedicado a mi hermana y mi cuñado.
Feliz domingo.

16 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad de fotos! Reflejan con mucha exactitud lo que es "un verdadero día sanabrés". Esa oscuridad grisácea sobre Peces o el Lago, ya la echo de menos, y aunque este próximo fin de semana me acercaré a Zamora no va a ser posible contemplarlo con mis propios ojos. Por ello, te agradezco este bello paseo glaciar por ese entorno único. Hasta he olido la leña de robles y encinas...
    Tus fotos son el espejo de lo que es verdaderamente el invierno, que, por estos lares, es difícil o imposible ver...
    Preciosa ruta, fotos y ambiente creado, Valverde.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Marisa, ha sido un día intenso. No nos pilla de sorpresa porque hemos vivido allí durante quince años y pasamos días más duros y fríos. La pena es no haber tenido cámaras de fotos como las de ahora para haber plasmado aquellos inviernos.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo y feliz estancia en Zamora.

    ResponderEliminar
  3. Hoy precisamente he escuchado en un telediario que Sanabria es uno de los pocos lugares donde se encuentra una estable colonia de lobos en libertad. Me los imagino en manada como si de una novela de Jack London se tratara corriendo sobre la nieve. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Jjejeje Cierto, Valverde, Marisa: hoy ha sido un auténtico día de invierno.
    Ayer, aunque parezca mentira, hizo un día fantástico y el jueves estábamos oscilando entre sobre los 40-50 cm de nieve en los pueblos (se ha deshecho muy rápido)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Dlt, puede que haya algún ataque esporádico de lobos en verano, ya que suele haber rebaños en la sierra, pero donde hay una colonia de lobos estable es en la cercana Sierra de la Culebra.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Sierra_de_la_Culebra
    Hasta ha salido en prensa que puede que haya lince ibérico, pero no quieren dar datos.
    Aunque no haya lobos, con este tiempo si se puede uno imaginar situaciones como las narradas por Jack London. Muy buena la referencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Xibelius, eso me dijeron, que había entre 30 a 50 centímetros de nieve, en la laguna de los Peces había bastante, pero con las lluvias de hoy, que por cierto no estaban en las predicciones meteorológicas, poco durará, pero cuidado con las crecidas de los ríos, que el Tera bajaba muy lleno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya paquetón de nieve!,la gente se lo estaba pasando bomba con los trineos,la pena es,como dice Xibeliuss,que se deshaga muy rápido,pero a cambio veremos las cascadas bien cargadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Una pasada de fotos y de excursión. Ver la nieve en esos parajes, al margen de lo peligroso que sea para la conducción, debe ser un privilegio para la vista.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la dedicatoria. Ya sabes como disfrutamos de esas tierras, por cierto, vaya cambio de paisaje y de temperatura desde nuestra anterior visita. Muy bonitas las fotos, da frio solo de verlas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Carmen, en Béjar también tenéis cerca la nieve. La conducción ningún problema, habían limpiado la carretera. Qué decir del paisaje y había mucha niebla pero era una maravilla tanta blancura y tanta cantidad de nieve.
    Gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cristina, no tenía nada que ver la temperatura ni la luz de ese día con la anterior visita, era diferente. Además había mucha más gente de lo que te puedas imaginar, fue una sorpresa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Fosi, nota cierta sana envidia, te hubiera gustado estar allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La montaña en invierno es así, pero todo tiene su encanto y para el frío nada como un buen equipo, pero asi con todo los días gafes son los días gafes.- Bonitas fotos. Ánimo y a por más que aún nos queda invierno.

    ResponderEliminar
  14. Así es, esa es la belleza del invierno y de la montaña. Lo importante es adaptarse a las circunstancias y saborear el presente.
    Gracias, Senderista por tu visita.

    ResponderEliminar
  15. Tengo la suerte de haber visitado en unas vacaciones estos parajes y uno se queda corto hablando de tanta belleza junta.

    ResponderEliminar
  16. Tienes toda la razón, lo que sucede es que son más conocidos por el lago y el verano y no en el resto de estaciones.
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar