Cascada de la senda de los monjes

Cascada de la senda de los monjes

domingo, 10 de octubre de 2010

LA FIESTA DE LA VENDIMIA

TORRE DEL RELOJ

Todos los años Toro celebra la fiesta de la vendimia, el acontecimiento principal es el desfile de carros y personas ataviadas con ropas propias de Toro y con todo tipo de productos. Resulta muy colorista y animado porque los toresanos disfrutan con todo tipo de celebraciones (Carnavales, fiestas de San Agustín o Semana Santa). La fiesta de la vendimia es muy especial porque el vino forma parte de su cultura desde tiempos inmemoriables, el subsuelo del casco histórico está plagado de bodegas, una de ellas está en el Ayuntamiento e incluso se cuenta que cuando se construyó la Torre del Reloj para hacer la masa se utilizó el vino, que era muy abundante, en vez de agua, que había que ir al río a buscarla.



















Toro se merece una visita, donde poder admirar aparte de la Colegiata, las dos iglesias mudéjares de ladrillo, conventos, iglesias de estilo románico pero sobre todo las calles y casas hacen recordar que Toro fue una ciudad importante y conserva muchos vestigios de épocas pasadas.



A continuación añado la canción típica de Toro:
EL TÍO BABÚ.

6 comentarios:

  1. Verdaderamente hermosas y de buena tradición las fiestas de la Vendimia de Toro. Las he visto un año, y me sorprendió el buen gusto para engalanar esos carros y el vestir de todas esas personas. Tradición que han conservado con mucha belleza, tanta, como la de este bello pueblo, que aún guarda el sabor medieval y el tiempo detenido en sus calles y bella Colegiata. Amén de sus caldos.
    No conocía esa leyenda sobre la construcción de la Torre del Reloj, y me ha parecido muy interesante.
    Bellas fotos, vídeo y post.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS MARISA POR TU COMENTARIO: La leyenda o historia sobre la construcción de la Torre la he oído muchas veces, pero estos últimos años, antes había oído historias sobre Toro, como la historia de Antona García en tiempo de los Reyes Católicos, la conquista de la ciudad de Toro, historias sobre Pedro I el Cruel etc. La verdad es que Toro hay que verla despacio. Tengo la intención de dar un paseo tranquilo y visitar el Monasterio de Sancti Espiritus, la iglesia del Monasterio de las Sofías, las iglesias de ladrillo...

    ResponderEliminar
  3. Ay, uno de mis pecados es lo poco -nada- que conozco Toro: siempre he pasado con prisas y no he podido dedicarle el tiempo que merece.
    Tu reportaje me lo ha recordado dolorosamente.
    Un abrazo, Valverde

    ResponderEliminar
  4. PARA XIBELIUS: Tienes un poco de razón, porque como dijo aquel rey "París bien se merece una misa", Toro bien se merece una parada, atesora muchos monumentos y hay zonas que huele a medieval y antiguo. Merece la pena, lo que pasa que hay tantas cosas que merecen la pena que a todas no se puede llegar, para eso está Internet.
    Un saludo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  5. Debimos estar casi al lado!!,tengo las fotos practicamente identicas,jajaja.Toro es un sitio al que ya no vamos como antes,de echo me case en la Colegiata,en la bodega de debajo del ayuntamiento me he tomado algun vino con el abuelo de mi mujer.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Cierto, pero no nos conocemos personalmente. Yo a Toro le tengo cariño, porque estudié allí y más tarde trabajé once años. Me gusta mucho porque los toresanos son especiales cuando celebran fiestas y además tiene un encanto a antiguo que no conservan otros lugares.
    Saludos.

    ResponderEliminar